Forteza11's Blog

febrero 7, 2010

Novelas (fragmentos)

Filed under: Novelas (fragmentos) — by forteza11 @ 9:43 pm

*Fragmento de Sexo Solo. Novela. 2001. Si quieres leerla completa, pídemela. Forteza

*  “¿Fue muy duro?”
   Vio por un momento la imagen distante de sí mismo, desolado.
   “No me acuerdo”.
    La respuesta leve. La mas simple. La mas llana. Eludió contar cómo es la tristeza, cómo se acaba la juventud e irrumpe la madurez guiada temprano por la muerte que siembra, de alguna manera, la inseguridad en las cosas que uno tiene, en el futuro, en el paso siguiente.
   Sintió, rara, la mano fina de Alma que se movió sobre su rostro, pretendiendo alentarlo por un sentimiento tardío de nostalgia disipada.
   “¿Por qué?”.
   “¿Tengo que explicarlo?. ¿Cada gesto hacia ti?”
   Gesto frágil que parecería querer ocultar la ternura y darla a la vez.
   “Esas cosas pasan”.
   “Es un epitafio muy corto para semejante tragedia”.
   Tragedia. Una palabra terrible. Una terrible tragedia.
   “Los años no pasan por gusto”.
   No.
   “Los años dejan heridas invisibles que se abren, se  cierran , se abren, se cierran y como no sangran no se puede saber si aun supuran, si le están robando todavía algo al cuerpo,  a  las emociones y nos están llevando al limbo, a la postración moral”.
   El día estaba cansándose.  El movimiento era cada vez mas esporádico y ellos, sentados en uno de los muros de la universidad, retando a quien los conociera.
  Brisa que impulsó una confesión: “Después, de golpe, entendí qué cosa es la soledad. Una soledad terrible que te deja en un mundo del cual desaparecen las cosas familiares, el calor de los amigos, de la familia y se torna hostil, mientras se vagabundea dentro de él. Quizá se necesite ayuda, pero no se quiere. Se ignoran los brazos extendidos, las palabras amables buscando atenuar el dolor. No hay ayuda que valga”.
   Sintió el suspiro de ella. Un suspiro profundo y tácito. Supo que iba a decirle algo nuevo.
   “Y yo, sin embargo, necesito que me ayudes”.
*Fragmento de Sexo Solo. Novela. 2001. Si quieres leerla completa, pídemela. Forteza.

Fragmento de Las Uñas de Dios .  2004. Si quieres leerla completa, pídemela. Forteza

*A Helena la amo si es que el amor existe.
Si no existe,  entonces debo ser presa de una imperfección del destino, de una paradoja vital, de un espejismo que refleje  la soledad. Ella viene y se sienta en mis piernas. Desde el fondo de la sala Blanca Corazón la mira con una expresión ilegible. La mañana está alegre y Helena me dice: “¿Tú sabes lo que vamos a hacer?. Vamos a alquilar el segundo cuarto a parejas que quieran hacer el amor. Les cobramos dos chavitos por hora. Tu verás que pronto recuperamos tu pérdida”. Es verdad. El nuevo año es un momento de nuevos propósitos.  Solo  a causa del ron y no de su propuesta, me sube una sonrisa a la boca. Es tenue. Cierro los ojos y veo otra vez a mi padre abriendo la botella de sidra. Fue un buen padre hasta lo último.
    “No te preocupes”, fueron las últimas palabras que me dijo antes de morir una madrugada de verano en un hospital del barrio.
   “No te preocupes”, dice ahora Severo Rincón, otro de los amigos. Quisiera contarle cómo el día que me robaron  caminé por el barrio, el mismo de mi niñez, mirando esquinas, escudriñando casas,  deteniéndome ante portales que ahora están cercados por muros, por alambradas. Palpando la atmósfera de ahora de la casona de mis abuelos,  dividida hasta el infinito. El parque,  los nombres de los vecinos que hoy son fantasmas, el bullicio de los niños que ya son viejos y los consejos de los viejos que no existen.
La escuela aún llena de alumnos pero vacía de nosotros.
“Caminé hoy por calles que me dieron paz, por aceras sucias que sentí mías,  por delante de ventanas desde las cuales me llamaron voces de otros tiempos. Acaricié alguna pared y rocé una puerta desde la cual una mujer me reconoció después de tanto tiempo de no verla . Respiré olores muy dejados detrás, de flores que fueron de mi madre y de mi abuela.
   “Hoy caminé por mí mismo”, murmuré, con Helena sobre mis rodillas.

About these ads

2 comentarios »

  1. Mi querido Poeta, periodista, escritor: No soy nada de estos titulos, pero si hay algo a mifavor, soy una apasionada de la lectura. Todo lo anteriormente escrito, lo lei, me encanto. Lo senti, como si fuera mi soledad. Como yo hablaria de la tristeza y de las ganas de pedir auxilio y entonces alguien me pide ayuda.

    Tambien ese paseo imaginario por el barrio de la casa de tus abuelos, tus amigos de antaño, tu escuela vacia de ti, los vecinos como niebla y los olores de las flores de tus mujeres amadas. Si, caminaste por un lugar secreto donde estan tus mas gratos recuerdos. Gracias.

    Comentario por Ledia — octubre 15, 2010 @ 12:01 am |Responder

    • Al paso del tiempo lo que uno carga con mas ligereza son los recuerdos gratos y los amores. La poesia, para mi, es una especie de instántanea,, que no se repite, de las emociones buenas y malas. Quedan entonces recordandonos cosas que se fueron con la misma intensidad con que las vivimos. La notalgia siempre es un sentimiento positivo.

      Comentario por forteza11 — octubre 15, 2010 @ 11:41 am |Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Toni. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: